ban bv9

Hoy la palabra de Dios nos invita a subir a la barca y echar las redes en nombre de Cristo Nuestra misión es extender el evangelio del Reino, aun con todos los riesgos que eso puede traer consigo.

En la primera lectura de la misa de hoy dice el profeta Isaías: Yo oí la voz del Señor que decía: ¿A quién enviare y quien ira por nosotros? Yo respondí: aquí estoy: envíame! El profeta Isaías se ofrece como mensajero de Dios, sin saber a qué ni a donde lo van a mandar. Este relato una exhortación a la disponibilidad absoluta al llamado que Dios nos hace a través de la realidad en la cual estamos sumergidos.

Hoy tambien en el evangelio, Jesus llama a Pedro y le confia una mision. San Lucas en el Evangelio de hoy narra el episodio de la pesca milagrosa. Este pasaje no tenemos que mirarlo como un milagro simplemente. Este signo de Jesus es el punto de partida para que Jesus pueda pedir a Pedro algo mas.

Jesus sube ala barca, Pedro estaba en la orilla limpiando las redes y Jesus le pide que se aleje un poco de tierra y sentandose ensenaba a la muchedumbre desde alli. El Senor empieza pidiendo un favor a Simon, simplemente para poder ensenar a la muchedumbre con mas comodidad y Simon no tiene inconveniente. Pedro no se imagina lo que vendra despues . . . la pesca milagrosa y el ofrecimiento de Jesus a ser pescador de hombres.

Muchas veces a nosotros mismos nos esta pidiendo lo mismo. Para nosotros, ir mar adentro, implica dejar de lado nuestras ··seguridades··, dejar de lado nuestro ··Iugar··, abrirnos a otros rumbos, que solo el Senor va a ir senalandonos. Para nosotros, tambien, igual que para Pedro y los suyos, Ir mar adentro, es un acto de fe.
Pedro opone una leve resistencia a ir mar adentro y echar las redes, sin embargo, cede y hace lo que Jesus le dice. La fe de Pedro, es la que hace falta siempre. El confiar en Jesus, aunque humanamente no entendamos, aunque humanamente pensemos wara que?, Esta fe de Pedro fue necesaria para que Jesus lo llamara a una mision.

Tambien como Pedro nosotros nos damos cuenta que no pescamos nada, pero si confiamos, el Senor puede hacer que nuestra pesca sea milagrosa. Cuando Pedro contempla la manifestacion de Dios en esta pesca tan abundante, se postra a los pies de Jesus diciendole: "Alejate de mi Senor porque soy un pecador".

Pedro experimento su pequenez, su humildad y entonces puede dejarlo todo y seguir al Senor. Todos los cristianos navegamos en la barca de Pedro y estamos llamados a ser pescadores de hombres. Pero poco o nada vamos a conseguir sin la ayuda del Senor, por eso tenemos que decirle a Jesus como Pedro : en tu nombre, Senor, echaremos las redes.

Nuestras limitaciones nos van a tentar muchas veces a retiramos de la barca y de la tarea, pero tenemos que oir la voz fuerte y suave al mismo tiempo de Jesus, que nos dice: Hijo mio, Hija mia, no tengas miedo. Yo estoy contigo.

Hoy pidamosle a Dios que no llame a ser pescadores de hombres en nuestro ambiente. Tiene que llevar la Buena Noticia. Pescar, significa motivar, llamar ...,Jesus no propone una pesca violenta e irrespetuosa. Nadie va a ser sacado de

Como llenar mi tarjeta de Compromiso!

Como llenar mi tarjeta de Compromiso?

Calendario de Actividades

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30